DEPILACION O ELIMINACION DEL VELLO CORPORAL

21 Ago

La preocupación del hombre por el exceso de vello en determinadas zonas corporales nos ha llevado a buscar métodos variados para eliminarlos temporal o definitivamente con objetivos principalmente de carácter estético.

Dentro de las características asociadas a nuestra condición como mamíferos está la de poseer una cobertura de pelo en muchas zonas de nuestra piel y que tienen una función eminentemente de protección.

Desde tiempos remotos se conocen en el hombre habilidades para la eliminación de este vello que empezó a ser molesto, incómodo o antiestético.

Cuando hablamos de depilación nos referimos comúnmente a las distintas técnicas que nos permite acabar con el pelo superfluo. Aunque realmente los diferentes métodos nos permiten diferenciar claramente entre lo que es  eliminar pelo superficial o hacerlo de forma más profunda y duradera.

  • El pelo se puede rasurar o cortar con métodos como la típica maquinilla de afeitar, que actúa sobre el tallo piloso.
  • El vello puede arrancarse desde su raíz con procedimientos físicos como la habitual cera depilatoria.
  • Los métodos más actuales nos permiten acabar con el pelo de forma más o menos definitiva, destruyendo su bulbo piloso, tal es el caso de la fotodepilación o la depilación láser.

¿Por qué nos depilamos?drenaje piernas

Alrededor de este gusto por la depilación hay un origen estético e higiénico, y otros de índole social y religioso. Las diferentes inquietudes en la historia nos ha llevado a deshacernos del pelo forma compulsiva con determinados objetivos.

Nos quitamos el pelo porque nos resulta desagradable cuando hay un exceso del mismo y nos ocasiona problemas de tipo higiénico. El exceso de vello y la falta de una higiene adecuada origina mal olor o infestación por piojos, por ejemplo.

El pelo se rasura o elimina porque se asocia a determinados cánones de belleza, como los grecorromanos. Una piel sin vello aumenta la superficie receptiva y nos proporciona mayor sensibilidad. Nos depilamos para sentir más la piel del otro, para disfrutar de la sensualidad de las prácticas sexuales o par,a simplemente, estar más cómodos y evitar rozamientos y fricciones que maltratan la piel en zonas más delicadas, como sucede en las personas que tienen las piernas muy juntas.

En el curso de la humanidad la gente ha utilizado mucho la depilación como un símbolo  o rasgo característico de una jerarquía social. Así por ejemplo sabemos que los sacerdotes egipcios se depilaban la cabeza entera y las cejas muy frecuentemente. También  los monjes de otras religiones, como la católica se depilaban parte de la cabeza o la cabeza entera como signo de diferenciación del resto de la población.

En la actualidad todavía se depilan zonas específicas del cuerpo, como la cabeza, por motivos religiosos.

La depilación a lo largo de la historia

De las etapas más antiguas de la Prehistoria ya se conocen imágenes donde las representaciones con pelo y sin vello evidenciaban que la eliminación del pelo era algo muy habitual. Incluso se han encontrado los útiles afilados que servían para el rasurado.

Depilarse se ha asociado en la cultura desarrollada a los pies del río Nilo a un concepto de belleza y de juventud. La gente se depilaba para adquirir ese aspecto de inocencia que aporta la edad. Y sobre todo porque en aquellos tiempos se evitaban situaciones comprometidas, como la pediculosis. Se tendía a rasurar la cabeza y a usar pelucas, que establecía además órdenes jerárquicos. De Egipto se conocen precisamente las primeras ceras para arrancar el pelo desde la raíz, compuestas a base de azúcar, agua, limón, aceites y miel.

Es habitual entre las esculturas griegas y romanas observar cuerpos de belleza sin un ápice de vello.  Las mujeres griegas fueron una de las primeras que se depilaron el pubis por completo. Sólo los hombres podían llevar algo de pelo en esta zona.

En Roma quitarse el vello era motivo de reunión social. De esta cultura se conoce la existencia de determinadas construcciones dedicadas al ocio y la belleza, donde la depilación era algo esencial. En una sociedad tan jerarquizada  los esclavos eran los que se especializaban en estos servicios  estéticos.  Ellos usaron cremas especiales para eliminar el pelo muy parecidas a las actuales, conocidas con el nombre de “philorum” o “dropax” y las primeras ceras a base de resina y brea, y útiles como las pinzas.

Durante la Edad Media la depilación no era tan integral, ya que era considerada una técnica o ritual pagano y el poder de la Iglesia imponía determinadas normas sociales.  El cánon de belleza de muchas mujeres hacia frentes anchas y despejadas hacía que las mismas se depilaran la frente y se afinaran las cejas. Se utilizó mucho la Piedra Pómez para depilar de forma mecánica por fricción.

Ya en el Renacimiento se impuso la ausencia casi de cejas y se empieza a depilar de nuevo otras zonas corporales.

Entre los siglos XV y XVI se deja de tener pudor a depilarse el pelo de todo el cuerpo y a partir de entonces empiezan a aparecer más herramientas para eliminar el vello que mejoraban los resultados.

La primera cera de abejas data del año 1920, compuesta de resina y parafina y persiste hasta nuestros días con  modificaciones que la hacen más agradable. También de esta época son las primeras cremas depilatorias de tipo químico o las primeras depilaciones definitivas a base de termólisis y electrólisis.

En 1994 se inicia la fotodepilación con láser y  luz pulsada, sin olvidarnos de  tradiciones de otros métodos de depilación. Incluso se han incorporado otros métodos menos conocidos que están teniendo una gran aceptación, como la depilación con hilo, que es especialmente agradable para la eliminación del pelo de los labios y para el diseño de cejas.

Centro con Alma te ofrece la tradición de la cera, ya que disponemos de cera caliente y cera tibia, sin olvidamos de las últimas tecnologías de la mano de la depilación Laser e IPL ( Luz Pulsada). Consúltanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: