Drenaje Linfático: Origen y tratamiento de la retención de líquidos

12 Dic

El Drenaje Manual Linfático es un tratamiento que busca depurar de forma natural residuos orgánicos, exceso de líquidos y tóxicos acumulado.

El sistema linfático discurre paralelo a la circulación de la sangre de venas y arterias. Contiene una  red de  capilares, vasos y colectores, llamados linfáticos, con un líquido llamado linfa que tiene una composición similar al plasma sanguíneo. En este líquido se realiza el intercambio de sustancias de las células, por difusión, a través de los capilares linfáticos.

La linfa transporta estas sustancias, que no pueden pasar por los vasos sanguíneos a la sangre por su tamaño, por este camino, que se va ensanchando hasta desembocar en los colectores llegando a mezclarse con la sangre de nuevo en la vena subclavia.

También tenemos ganglios linfáticos, con función purificadora y defensiva, ya que filtran la linfa de toxinas y residuos celulares y producen glóbulos blancos que destruyen cualquier sustancia extraña que se encuentre en el camino. Cuando la linfa hace su recorrido, siempre pasa por uno de estos ganglios.

La circulación linfática es más lenta que la sanguínea, y el volumen de la misma es menor, alrededor de dos litros. Se mueve sin necesidad de que ser impulsada por el corazón, sino que gracias a contracciones y relajaciones del músculo liso, junto a las válvulas de los vasos linfáticos que impiden el retroceso de la linfa y con apoyo de la propia pulsación arterial avanza. Se mueve muy despacio, pudiendo llegar a obstruirse e intoxicarse,  provocando edemas o sensación pesadez.

Estamos hechos de  agua

Los seres humanos estamos compuestos de agua en una proporción que puede variar entre un 60 y un 80%, dependiendo de la edad de las personas.

El agua es fundamental para nuestro organismo porque es donde se realizan la mayor parte de las reacciones metabólicas que permiten mantenernos con vida.  Es la responsable de la disolución de los nutrientes que ingerimos a través de los alimentos, y de su transporte hacia cada una de las células que lo componen. El agua forma parte de todos los fluidos vitales, como la sangre, la linfa, el sudor, la saliva. El agua facilita así mismo la eliminación de los residuos celulares, como lo hace la linfa.

El agua es tan importante en nuestra vida que sin ella no podríamos sobrevivir. Una de las medidas dietéticas y hábito de salud por excelencia, es la correcta ingesta de agua o líquidos a lo largo del día. Se estima que nuestro cuerpo necesita por lo menos entre un litro y medio y dos litro01_LINFATICOs de líquido.

Cuando hay un desequilibrio entre lo que tomamos y lo que eliminamos de líquido se pueden producir situaciones de enfermedad, como la deshidratación en el caso de no tomar suficiente agua o eliminar demasiado líquido derivado del metabolismo, o la acumulación excesiva de líquido y residuos en zonas determinadas produciendo edemas.

Motivos que inducen a la acumulación de líquidos y tratamientos: DML

Beber más de la cuenta, no comer de forma adecuada, enfermedades cardíacas, digestivas o renales, alteraciones en la morfología del sistema linfático, posturas forzadas a lo largo del día que dificultan el fluir de la sangre y la linfa, provocan la formación de edemas o hinchazón en zonas como los miembros superiores o inferiores, el abdomen, las rodillas o  los glúteos. Cualquier parte del cuerpo es susceptible de sentirse cargada de líquidos y residuos no eliminados.

El abordaje terapéutico del Drenaje Manual Linfático es una de las opciones naturales que mejores resultados producen en el organismo, ya que desbloquea los ganglios y permite la circulación de la linfa por los vasos a su velocidad. La sensación de alivio que produce una sesión de DML es sin duda la de liberación de carga, de líquidos acumulados.

Es recomendable, si hay una excesiva  tendencia a  estar hinchado, sentir piernas cansadas, tener edemas, una correcta evaluación médica comprobando  la correcta función de riñones, corazón, aparato digestivo u hormonal. Una buena valoración y analítica de orina y sangre  nos pondrá en camino del origen del malestar.

El Drenaje Linfático puede realizarse de forma manual con diferentes métodos, de los que el Vodder es uno de los más conocidos y en el que básicamente se basan todos los demás. También se puede realizar con aparatología como  la presoterapia o la Endermologia o LPG, que disponemos en Centro con Alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: